Innovación de la Ropa, Como Las Abuelas

Me sorprendió este detalle de mi hija Mesalina y su amiga Génesis. No porque convirtieron una chaqueta usada, en otra novedosa. Sino porque de ahora en adelante no será una chaqueta comprada en la tienda, sino un producto que crearon y adornaron con el uso de su novel imaginación. 
Así como nuestras abuelas renovaban la ropa; hacían unos zurcidos magistrales a los calzones gastados por su encuentro con los alambres de las palizadas o por los concurrentes ¨estrallones¨ en el camino real. 
Ellas (nuestras abuelas), también lavaban la ropa blanca con azul de añil y hasta almidonaban algunas piezas. La estregaban dando golpes sobre las piedras en el río.  Subían la cuesta empinada, rumbo a la casa y tender sobre los alambres dulces, antes de que se ¨acostara¨ el sol de la tarde.
Era como ceremonia, desde el momento en que la tomaban del canasto, el lavado, el secado, quitarle las arrugas con esa plancha de acero, calentada en el fogón, doblarla a la luz de la lámpara de gas, hasta ser guardadas con mucho tacto en el armario de caoba, que también se encargaba de imprimir su perfume natural.
Posted on 1:49:00 p. m. by Miguel Ángel Alonzo and filed under | 1 Comments »

1 comentarios:

Angel Jhoel Morillo Leocadio dijo... @ sábado, 01 marzo, 2014

Muy bien por ellas, fueron mis alumnas y su creatividad siempre fue evidente.