El Grito de Guerra de una Campaña Exitosa!

¨PARA CONTINUAR LO QUE ESTÁ BIEN, CORREGIR LO QUE ESTÁ MAL Y HACER LO QUE NUNCA SE HIZO¨.
Por Lic. Carlos Galán

El mundo cambia, y las ideas que alguna vez fueron buenas, no son siempre buenas. (Dwight D. Eisenhower).

Doce años después de la primera batalla, se enfrentan en el mismo escenario electoral, el Lic. Danilo Medina Sánchez, Candidato del Partido de la Liberación Dominicana, PLD y de trece organizaciones que conformaron el Bloque Progresista y el Ing. Hipólito Mejía Domínguez, Candidato del Partido Revolucionario Dominicano, PRD.

A pesar de contar con los mismos actores, era innegable, que la realidad política y socioeconómica de la Nación y la percepción y actitudes de los electores había cambiado y por vía de consecuencias no podían ser aplicados en este nuevo escenario del 2012, las mismas técnicas y procedimientos de marketing electoral que en el año 2000.

El Candidato del PRD, que había alcanzado notoriedad, como Secretario de Agricultura, en el Gobierno del extinto Presidente Antonio Guzmán Fernández, era percibido como un producto con un aura de éxito y realizaciones, hasta que en su paso por la Presidencia de la República, durante el periodo 2000-2004, demostró un divorcio entre sus promesas de campañas y las ejecutorias de su gobierno. 

Nunca nadie había, parafraseando al Presidente Dr. Leonel Fernández Reyna, desconcertado tanto en tan poco tiempo.

Soslayando la realidad de que su imagen y credibilidad son sus fortalezas de ayer y sus debilidades en este nuevo proceso. Comete el error de subestimar a su contendor con la falsa creencia de que se enfrentaba al mismo producto del año 2000.

Contrario a ese pensar, ese Candidato llamado Lic. Danilo Medina Sánchez, con experiencia de Estado, como Ex presidente de la Cámara de Diputados y Secretario de la Presidencia hasta el año 2006, del Gobierno del Dr. Leonel Fernández Reyna, se preparó durante más de una década, sin prisa pero con determinación, para la revancha que la historia le tenía reservada.

Como consecuencia de eso, su rediseño de imagen, credibilidad y reputación personal, sus temas de campaña, discursos políticos, estrategia de comunicación y de publicidad, eran muy superiores a la del Candidato del PRD.

Dos días antes del natalicio de su guía y mentor, el Profesor Juan Bosch, el Lic. Danilo Medina Sánchez, es elegido Candidato Presidencial del Partido de la Liberación Dominicana, PLD, el 28 de junio del año 2011.

Tenía como aval las ejecutorias de los gobiernos del PLD, encabezado por su Presidente, Dr. Leonel Fernández Reyna, caracterizados por una estabilidad sin precedentes en las variables macroeconómicas, crecimiento sostenido del PIB, modernización de la economía y su inserción en los esquemas de integración y libre comercio de Centroamérica, el Caribe y Norteamérica. 

Pero cómo combinar en el campo de la publicidad política la oferta de una buena obra de gobierno, sin renunciar al recurso de la persuasión a través de un discurso que renueve la esperanza de solución a problemas básicos que son una especie de deuda social acumulada.

Para resolver este dilema había que recurrir a unos de los elementos más poderosos del marketing político. Un slogan que resumieran el objetivo estratégico y político del Candidato y sirviera para identificar no solo al producto, sino también la obra de gobierno de su Partido.

Se tenía el precedente tanto a nivel local como internacional, de lemas de campañas que se convirtieron en verdaderos éxitos de marketing electoral: “Yes We Change”, de la campaña de Barack Obama a la Presidencia de los Estados Unidos; “Queremos el Cambio”, de Sebastián Piñera, en Chile; “Empieza el Cambio”, de Mariano Rajoy, en España y “E´ Pa´ lante que Vamos”, de la campaña del Dr. Leonel Fernández, en Dominicana. 

El slogan es un instrumento tan poderoso de persuasión, que el Ministro de Propaganda de la Alemania Nacional Socialista, Paul Joseph Goebbels, sostenía que:” No hay necesidad de dialogar con las masas, los slogans son mucho más efectivos. Estos actúan sobre las personas como lo hace el alcohol”.

Lograr un buen slogan no es fácil, se necesita de mucha fuerza creativa y asesoría profesional, capacidad y visión política. Pero una vez logrado puede ser la diferencia entre el triunfo y la derrota.

A pesar de la objeción de algunos de sus asesores de campaña, por considerarlo largo y poco sencillo, el genio político del entonces, Candidato a la Presidencia Lic. Danilo Medina Sánchez, se decantó por el Grito de Guerra:” Para continuar lo que está bien, para corregir lo que está mal y para hacer lo que nunca se hizo”, que unificaba Partido y Gobierno alrededor de su Proyecto Político. 

Este uso adecuado e inteligente del Marketing Electoral, por parte del Candidato del PLD, le permitió remontar una diferencia, para muchos insalvable, en las preferencias del electorado, consagrándose ganador del proceso electoral del año 2012, para suerte y ventura del pueblo Dominicano.
Posted on 8:24:00 p. m. by Miguel Ángel Alonzo and filed under | 0 Comments »

0 comentarios: