En El Lugar Del Motorista


Es difícil ser motorista, debido a que para quienes conducen carros no hay espacios donde ellos hagan las cosas bien. Los conductores quieren que se mantengan alejados de sus vehículos.
 
Cuando se desplazan de un lugar a otro y el tránsito está muy cargado, ellos rebasan por la derecha cómodamente, porque así solo tienen un carro de su lado izquierdo, porque tomar el carril del centro,  significaría que tendrían carros de ambos lados.
 
Si llueve, se le paraliza el trabajo. Ayyy pero si se atraviesa un perro en la vía; ese ¨estrallón¨ no lo despinta nadie, porque el cuero del perro se desplaza hasta 10 pulgadas sobre su cuerpo, lo que hace que el motor se resbale.
 
Cuando los conductores van a rebasarle a un motorista, no le importa que venga otro carro de frente; le toman el carril prestado al motorista y lo pegan al borde de la carretera. Si el carro que viene se nos acerca un poco, entonces el motorista es el que sufre en la acera.
 
Debe portar un casco protector, que hiede a mono mojado. Esto es lo más triste de todo, sin mencionar el abrigo que llevan puesto. Ese chin no lo entiendo. Ahh, será por el candente sol.
 
Lo bueno de andar en motocicleta es que sentimos la brisa, tenemos mejor visión, que manejando un carro. Podemos levantarlo en una sola goma para ¨brillarle a las jevitas¨. Acostarnos a altas velocidades. Arrancar fácil y parquearse donde usted menos se imagina; pero siempre pegado de los carros, detrás, a ambos lados y delante, pero sin dejar espacios ni para montarte. No tienen licencia, seguro, placa ni revista. En cambio gomas finas y sin mufler.
 
Pero ya el transporte se jodió, porque los motoristas hacen mudanzas; llevan hasta 5 pasajeros (igual que los carros); llevan cilindros de gas de 100 libras. Y no se asusten, pero en Cotuí hay un señor que preparó un sistema donde las motocicletas utilizarán el gas propano como combustible.
 
Agregue lo que falta, plis....
Posted on 1:58:00 p. m. by Miguel Ángel Alonzo and filed under | 0 Comments »

0 comentarios: