Accidente Cotidiano


En esta zona geográfica arrocera tan amplia, se vislumbra en cada sitio, un par de bueyes, cortadoras de arroz, tractores, caballos, hombres endolados y el trasiego de equipos para el implemento agrícola. Todo el que camina por zonas arroceras, debe estar alerta a todo esto, para no accidentarse.
Este señor, no pudo ver a tiempo la madera que lleva el joven montado en el caballo y por poco pierde la vida. A solo unos metros pudo jugar su cabeza a tiempo y solo recibir un golpe de lado que lo lanzó al pavimento.
El jovenzuelo del caballo sigue su camino, como ni nada hubiera pasado. No lleva ninguna señal en el extremo del madero (como los bueyes de la foto de abajo); y el hombre octogenario se levanta aturdido, coloca su gorra y aprieta el tanque lleno de combustible que acaba de llenar.
Posted on 6:30:00 p. m. by Miguel Ángel Alonzo and filed under | 0 Comments »

0 comentarios: