Casa Fanny Pinta Casas Humildes

Es un compromiso social que data de medio siglo. 
Color y Esperanza contó con el apoyo de la Liga Añeja de Softbol de Fantino. 
Che Polanco dirigió personalmente la actividad. 

FANTINO, Sánchez Ramírez. 17 enero 2016. La prestigiosa entidad comercial conocida como Casa Fanny, emprendió de manera organizada su acostumbrada actividad, "Color y Esperanza", dentro del marco de su responsabilidad social con los munícipes de esta ciudad del nordeste. 

Se hizo posible el sueño de familias, donde su vivienda sintió el color por primera vez. 

La selección de las viviendas fue realizada por las iglesias católica y evangélica, además por la Casa de Cultura la Piña y la Liga de Softbol de Fantino. 

Algunas otras han sido seleccionadas por las brigadas, que al pasar por las calles, creen oportuno realizar la actividad para sorpresa de sus habitantes, quienes se muestran dispuestos a usar la brocha y el rolo ellos mismos. Se escuchan frases como: "ahora me siento que volvió la navidad otra vez", ¿y no le van a poner un letrero?. 

Las brigadas recibieron abrazos, elogios, café, refresco, sillas para acomodarnos y otras atenciones. 

La proyección es pintar 30 viviendas; este lunes ya completamos las primeras siete. Hay pintura para muchas más, comentó Che Polanco, a nombre de su familia y la entidad comercial. 

Acompañamos las brigadas compuestas en este primer tramo por los muchachos del Softbol y empleados de Casa Fanny quienes solicitaron a José Roberto (Che) Polanco que les dejaran participar para apoyar a la institución y a su pueblo. 

Al ser consultado directamente por nosotros, Che Polanco nos dijo: "Mi única respuesta es lo contento y agradecido de Dios, del ejemplo de mis padres por más de 50 años, de responsabilidad social y el saludo de las personas, sus abrazos, sus sonrisas y el honor de invitarme a pasar a sus casas fue mi mayor satisfacción; que hermoso día, nunca lo olvidaré".

Como sabemos Casa Fanny siempre ha sido un baluarte de ayuda a la comunidad. Recientemente donó 100 barricas a las escuelas. 

Pintó el local del Club 4 de Julio. Posee asignación a algunas iglesias. Frank Polanco, su administrador subvencionó la casa de los estudiantes en Santo Domingo por muchos años. 

Sin dudas, es la familia que primero llega a esos velorios humildes, llevando la primera ayuda en un momento tan difícil.
Posted on 8:00:00 p. m. by Miguel Ángel Alonzo and filed under , | 0 Comments »

0 comentarios: